top of page

Funciones de los medios de comunicación



Jamás hemos tenido acceso a la información de manera tan sencilla como ahora y cada vez son más las personas que se benefician de una de las mayores ventajas que ha implantado la globalización. De hecho, los medios de comunicación han jugado un papel importante a la hora de constituir la cultura de masas, siendo una pieza importante en la creación de opiniones y también en el intercambio de ideas.


Su función principal es la de informar. A través de la televisión, la prensa escrita, la radio e internet, las personas pueden conocer qué ocurre en el mundo. Reportajes, entrevistas, columnas de opinión… existen muchos formatos, aunque actualmente la inmediatez se impone de tal manera que incluso lleva al error a los periodistas en muchas ocasiones. No obstante, continúan siendo primordiales para que los ciudadanos puedan tomar sus decisiones de la manera que más les convenga.


Los medios de comunicación son primordiales para que los ciudadanos puedan tomar sus decisiones de la manera que más les convenga.

Ahora bien, dar a conocer la realidad que nos rodea no es la única función de los medios: Educan, por ejemplo, a través de documentales o programas educativos para todas las edades. Asimismo, son fundamentales para dar a conocer productos culturales como el cine, el teatro, la música o las obras literarias.


Los medios de comunicación también entretienen: Difunden eventos deportivos, realities, talent shows, series y muchos otros formatos de entretenimiento. En relación con esto, los informativos, conscientes de las preferencias del público y en constante evolución, intentan incluir algunas noticias menos relevantes, pero con mayor carga emocional, para mantener la atención de los espectadores. También diseñan platós y grafismos más atractivos con el mismo objetivo.


Además de estas tres funciones, los medios permiten al receptor que forme su propia opinión, tomando aquello que concuerde con sus pensamientos y su ética. Es por eso por lo que muchos canales se posicionan ideológicamente, aunque ello les comporte perder su imparcialidad ante los hechos. También es cierto que la comunicación es muy costosa y en muchas ocasiones necesitan que empresas o particulares con ciertos intereses les financien a cambio de promocionar un discurso. ¿La responsabilidad del usuario? Elegir correctamente dónde informarse y ser consciente de quién tiene poder dentro del medio.

bottom of page